Cómo empezar a Emprender

Actualizado: jun 11

Como bien todos sabemos seguimos en época de cuarentena, esto hace que después de tantas semanas, ya no alcance el tiempo con realizar tareas del hogar como ordenar, limpiar o revisar qué ropa ya me queda chica y podría prescindir de ella. Es por eso que me gustaría preguntarte: ¿Por qué no aprovechar este tiempo ocioso y empezar ese proyecto que hace tanto estamos postergando?



Sé que se te pueden ocurrir un montón de razones por las cuales no hacerlo, el contexto económico, la incertidumbre social y mil razones más. Pero tengo algo que decirte: no hay momentos perfectos, los momentos los generamos nosotros. Y aunque no exista el lanzamiento de esa idea actualmente, este tiempo te puede llevar a armar las bases, los cimientos. Que es de lo que precisamente hablaremos en esta nota.


5 tips para empezar a emprender


1.- Definir el QUÉ


Lo primero que necesitamos es saber en qué va a consistir el producto o servicio que vendamos. Debemos definir si se va a tratar de un solo bien o si por el contrario va a ser una línea entera de productos. También es el momento en que deberíamos planificar la calidad de lo que vamos a ofrecer, no es lo mismo armar un producto Premium que uno de calidad media o baja. Esto va a condicionar no sólo la inversión que vas a necesitar realizar sino también un montón de puntos luego.


También puede ser que fabriques un producto desde cero, que intervengas algo ya producido (como cuando uno hace decoupage por ejemplo) o que revendas algo ya terminado.


2.- Definir A QUIÉN


Una vez que sepas qué vas a vender, el siguiente paso es definir a quién. ¿Por qué lo definimos como segundo punto? Porque dependiendo del tipo de producto va a ser a quien esté apuntado. Si tu producto es muy costoso o de lujo, eso ya sentará las bases del nivel socioeconómico que deba tener la persona que lo adquiera.


Otras cosas a tener en cuenta es el rango etario, la zona geográfica donde vive, el sexo, los hábitos de consumo que tenga, la personalidad, etc. Te recomiendo utilizar este momento para armar el avatar de tu perfil ideal, es decir cómo sería un prototipo de persona que adquiera tu producto.


Si querés saber más de target, te dejo un vídeo en el que te hablo al respecto haciendo clic aquí.


3.- Definir CÓMO


El siguiente paso es definir cómo será la logística de tu emprendimiento, como el posible consumidor podrá acceder a tu producto. Este punto va a estar condicionado por dos cosas: tu capacidad de inversión y el tipo de producto. Obviamente sabemos que no es igual el presupuesto que se necesita para abrir un local que una tienda online.


Algunos métodos de comercialización a los que puedes recurrir son: locales a la calle, showroom, tiendas online, entregar productos a locales en consignación, venta a tiendas minoristas, venta por catálogo, etc.


Dependiendo del sistema que elijas deberás analizar los pros y contras que tenga, para poder trabajar en ellos.


4.- Darlo a Conocer


Una vez que ya tenemos definidos el qué, el a quién y el cómo, lo que debemos hacer es pensar cómo lo vamos a conocer. Y dentro de este punto tenemos varias cosas, desde qué redes sociales vamos a utilizar, si vamos a realizar publicidad (lo cual siempre recomiendo), influencers, realizar sorteos, etc.


Es necesario también definir un presupuesto mensual que vayamos a poder destinar en este punto, ya que podemos tener un excelente producto o servicio, pero si la gente no llega a él, todo el esfuerzo será en vano. No subestimes este punto.


5.- Establecer un plan de acción.


Y ahora sí, ¡manos a la obra! Como habrás visto todos los puntos anteriores son más bien de análisis, lo bueno de esto es como te decía al principio, podés iniciar durante este momento y cuando las aguas se hayan calmado un poco lanzarlo oficialmente. Pero aprovechá este momento para empezar a dar pequeños pasos y para que esos pasos sean coherentes es necesario trazar un plan.


¿Cómo? Establece objetivos globales con fechas estimadas, y empezá a desmenuzarlos en metas más chicas, las cuales pueden ser mensuales, semanales o diarias. De esta manera irás achicando tu campo de acción y podrás ir dando pequeños pasos, pero guiados. Mi consejo es que intentes al menos todos los días hacer algo que te acerque a esos objetivos.


Obvio estos son 5 puntos muy sencillos, los iniciales. Emprender un negocio implica tener en cuenta muchas variables pero podemos decir que la base de todos ellos son estos cinco. De ahí, ¡hay que empezar a sumar!


Para los que quieran saber más y profundizar en el tema porque desean emprender. Les dejo mi Ebook “Cómo emprender un negocio” el cual es gratuito para que descarguen haciendo clic aquí si es que aún no lo han hecho.


Además, te dejo el vídeo acerca de este tema por si querés complementar lo visto.





Sí te gustó el tema o tenés alguna duda te invito a dejar un comentario, ¡así seguimos aprendiendo juntos!


Que tengas un buen día,

Un beso,


Barbi Borrajo


Acerca de mí

Nacida en Buenos Aires, Argentina. 

Estudié publicidad, aún no planté un árbol, quisiera escribir un libro y quizás no desee tener un hijo.

 

Suscribite